jueves, 24 de diciembre de 2015

La cita

Le vi de espaldas, sentado en un banco de la Plaza Vieja, y picado por la curiosidad me acerqué sigilosamente sin dejar de observarle. Permanecía inmóvil, con la mirada fija en el Ayuntamiento. Le saludé y me senté a su lado. El hombre, de unos 60 años, giró el rostro y sonrió. Comenzó luego una conversación entretenida, repleta de aventuras, pues había viajado mucho. Me contó un puñado de anécdotas sucedidas allende los mares, en sus largas travesías hacia América o en las estancias en Inglaterra. Su lenguaje era antiguo, con expresiones fuera de uso. Aun así, se dejaba entender. Me habló maravillas de un Marqués con el que compartió, dijo, proyectos y empresas apasionantes. En mi ignorancia, le pregunté por el motivo de su visita a Novelda. El anciano señaló la estatua de bronce de Jorge Juan y respondió: "Bajo cada 5 de enero".   


* 1º Premio del II Concurso de Microrrelatos 'Jorge Juan' 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario